Patrimonio

El Morbihan de los megalitos

Los megalitos, construidos en el Neolítico, constituyen un patrimonio particularmente rico en Morbihan.

Las alineaciones de Carnac, uno de los mayores complejos megalíticos de este tipo en el mundo (con casi 3000 menhires), es un lugar único que hay que descubrir. Antes de dirigirse a este importante yacimiento de la prehistoria europea, se puede visitar la Casa de los Megalitos, para comprender mejor las nociones de menhir, dolmen, túmulo o cairn.

Si desea continuar descubriendo los megalitos, el Golfo de Morbihan cuenta con otros lugares excepcionales: puede embarcarse en una visita guiada de su cairn en la Isla de Gavrinis o en la Isla aux Moines, donde encontrará menhires y dólmenes.

El Gran Menhir Roto y la Table des Marchands de Locmariaquer son también notables testimonios de la prehistoria en el Golfo de Morbihan.

Más allá de estos grandes yacimientos, es posible descubrir muchos otros megalitos dispersos por el paisaje de Morbihan: en la curva de una carretera en el país de Port-Louis y el río Etel o en el entorno de Vannes.

El patrimonio arquitectónico de Morbihan

Las antiguas ciudades medievales de Morbihan

En el lado del mar, las ciudades de Vannes y Auray son testigos de la arquitectura de la Edad Media: Vannes, una ciudad fortificada que ha conservado muchas de sus murallas, estrechas calles empedradas, puertas medievales, su catedral y 170 casas de entramado de madera; Auray, una ciudad más pequeña, cuyo distrito de Saint-Goustan cuenta con casas muy antiguas con basamentos de piedra que sostienen ménsulas de entramado de madera y ventanas con montantes y ajimeces a lo largo de sus callejones.

En el lado terrestre, varias ciudades medievales, como Josselin o Rochefort-en-Terre, también ofrecen hermosas casas medievales a lo largo de sus callejones.

Los castillos de Morbihan

Varios castillos merecen ser visitados en Morbihan. Junto al mar, el castillo de Suscinio, la residencia de caza de los duques de Bretaña, es particularmente imponente con sus fosos y torreones. Cerca de Vannes, el castillo de Plessis Josso, cuya función era principalmente agrícola, constituye un bello complejo feudal cuyo recinto fortificado con torres y murallas almenadas se conserva en buen estado.

En el lado terrestre, el castillo de Josselin, con vistas al río Oust, le seducirá, así como todas las casas medievales de su recinto. El Château de los Rohan en Pontivy es también una hermosa residencia que hay que conocer.

Las ciudadelas de Morbihan

La ciudadela de Port-Louis, construida en el siglo XVI, está situada a la entrada del puerto de Lorient. Hoy se puede visitar un museo de la Compañía de Indias y un museo nacional de la Marina. La Ciudadela Vauban de Belle-Ile-en-Mer, que domina el puerto del Palais, es un conjunto arquitectónico excepcional muy bien restaurado.

Patrimonio religioso de Morbihan

El santuario de Santa Ana de Auray, la capilla de Saint-Cado, la iglesia de Saint-Cornely de Carnac, la capilla de Rochefort-en-Terre y muchas iglesias de Morbihan constituyen un rico patrimonio religioso, en torno al cual se organizan todavía los « Perdones ».